Un poco de amor francés

Me adueño de este párrafo ultra conocido de una canción popular, para retomar y porque siento que al ser un blog que ha tratado temas de actualidad, se merece una entrada al respecto.

Voy a confesar que no soy una persona politizada… para bien o para mal, cada uno lo verá como le parezca (siempre recuerden que lo que uno piensa del otro dice más de uno mismo, que de ese otro!). El punto es que, si bien amo la historia Argentina y fui del tipo de nerds que se ha presentado en Olimpíadas al respecto estudiando grandes libros de revisionismo durante muuuchas horas, y leyendo cual novela de Agatha Cristie los pormenores de los ex dirigentes argentinos, no siento que la política en sí sea lo mío… siento que es un ambiente muy sucio, donde hay que hacer negociaciones a las que no estoy dispuesta, y meterse en un mundillo de transas y promesas que no me representan en lo más mínimo.

Dicho todo esto, les quería contar un poco como se vive esto en Argentina, donde la mitad de la gente está fanatizada con un gobierno que estuvo durante 12 años en el poder, con todo lo bueno y lo malo que eso conlleva, y la otra mitad se siente esperanzada por el aire de cambio y promesas que tienen un trasfondo de haber cumplido cuando se debía.

Somos un país definido por nuestras pasiones: el fútbol, el tango, la música, la política… todo lo llevamos al extremo. Nos apasionamos con lo que nos gusta, lo que nos representa, lo que nos hace sentir “algo mas” que la triste mediocridad de la monotonía… Nos colgamos a los famosos internacionales como si fueran dioses del más allá, y como eso también endiosamos a los “craks” del fútbol y a todo aquél que consideremos poseedor de algún tipo de talento que nos gustaría tener. Somos los reyes de la carne, por lo que tenemos el mayor consumo del mundo per cápita, y nos enorgullecemos de nuestros vinos, que pueden competir mano a mano con los expertos franceses. Somos todo esto y además somos fanáticos de los grandes lideres, de los dirigentes encantadores, de los poseedores de un nivel de oratoria extraordinario, que nos hace creer que, más allá de que la mitad de lo que dice es para beneficio personal, lo dice porque lo siente de verdad.

Así vivimos y así entendemos la realidad *acá tengo que marcar una pausa porque, nobleza obliga, paré a ver la asunción presidencial* Pero retomando:

Asuncion-Presidencial-Mauricio-Macri-Failla_CLAIMA20151210_0180_39

Con esta pasión que nos identifica, nos paramos en la vereda de quien creemos nos representa… algunos no queremos “ensuciarnos” con las cuestiones más duras de la política, y otros totalmente embarrados opinan desde la misma pasión que nos identifica como argentinos.

Me siento tranquila escribiendo estas palabras que, por más respetuosas que sean, en otro momento de nuestra historia se hubieran sentido como agresivas para tal o para cual… porque el fervor que conlleva este fanatismo, esta pasión que desplegamos los argentinos, nos ciega y nos guía a la vez. Hoy en día por suerte, acción, decisión y vaya uno a saber por qué, la mayoría nos hemos podido expresar libremente. No desde el rencor, desde la soberbia ni desde la pasión… no me apasionan estos temas en particular, pero me siento por primera vez asombrada por nuestro comportamiento como sociedad… es la primera vez que puedo hablar del orgullo argentino, y no lo digo porque tal o cual haya subido/bajado del poder… NO! todo lo contrario! lo digo porque somos capaces de unirnos para muchas cosas, para demostrar que queremos, para expresarnos democráticamente y respetar las instituciones, algo tan bastardeado durante muchísimo tiempo (gobiernos democráticos y de facto). Por una vez fuimos capaces de canalizar esa pasión en algo más grande que nosotros mismos, y plantear un cambio desde lo más profundo de nuestra sociedad.

Por el bien de todos los apasionados, nos deseo lo mejor en lo que esta por venir, que el paìs logre salir a delante y que podamos de una vez por todas, alcanzar nuestro verdadero potencial… nuestro momento de esplendor, siendo todo lo que siempre quisimos ser 😀

URGENTE-Macri-Rosada-Salon-Blanco_CLAIMA20151210_0194_39

Se les escapó la tortuga

Después de todo lo que fue el día de ayer (para los que viven en un termo, les cuento que fue el #BackToTheFutureDay, es decir, el día en que Marty McFly viajaba al futuro según la peli Back To The Future II), y en internet nos encontramos miles de personas hablando de lo mismo, hasta el punto de la saturación para todos aquellos que simpatizan con la saga, pero que no son tan fanáticos.

01_21134058_97c38e_2532186a

El día siguiente fue todo como una gran decepción, y no lo digo porque no tengamos autos voladores, hoverboards, o combustible en base a basura tradicional… sino porque las marcas no sacaron el provecho que yo esperaba que sacaran. Ok, se que hubieron algunos eventos privados en los que ciertas marcas invitaron a los de siempre a persenciarlos y sacarse fotitos con gadgets exclusivos (como las 6500 botellas de pepsi y las funciones de proyección por ejemplo), pero a qué me refiero con “decepcionada”:

  • Esperaba que Pepsi realmente lanzara ayer a la venta una edición especial de sus botellas, con el famoso formato de la película
  • Esperaba que AT&T anunciara un nuevos sistema de comunicacion integrado (?) o algo relacionado con las huellas dactilares en sus teléfonos móviles al menos.
  • Esperaba que Black&Decker anunciara un nuevo tipo de hornito… no digo que tuviera reconocimiento de voz pero… por qué no?
  • Esperaba que Nike hiciera el lanzamiento de las famosas zapatillas, y no un simple rumor de que “estarán a la venta pronto”.

Bueno, en fin, esperaba que las marcas pudieran hacerse eco de la importancia que iba a tener este día en la memoria de muchisima gente que creció viéndola… y que iban a ser lo suficientemente inteligentes como para hacer anuncios importantes en ese día, porque son cosas que se desprenden de la propia película y que estoy segur habrían tenido muchísima cobertura de los medios, hubiera habido una enorme repercusión en redes sociales… en fin, siento que a las marcas se les escapó la tortuga y que están todos tan cerrados en sus pequeños mundos de números, librando batallas invisibles, que no se dieron cuenta de la importancia que podría haber tenido un lanzamiento real en un día tan especial.

La creatividad ante todo

Definirse a uno mismo como “creativo” tiene muchas implicancias, más allá de la propia palabra. Me suena como los que se autodenominan “depresivos”, cuando en realidad solo están pasando por una mala racha, o los que hablan de “bipolaridad” cuando simplemente tienen algunos sentimientos encontrados.

escritura-creativa

Encarar la vida con creatividad no es fácil, y tampoco es una tarea que los “creativos” (publicitarios), sepan hacer, más allá de que son quienes saben pensar de modo creativo para adaptar ciertos productos/servicios a los estándares que normalmente conocemos como “creativos”.

Estoy usando muchas comillas… siento que es un tema difícil de encarar, de pensar. Quién es creativo? quién define si otro es creativo? cómo se ejercita la creatividad? hay que tomar millones de cursos de creatividad? hay que ejercitar el sentido común hasta que tengamos incorporado un esquema propio?

Llevar adelante la famosa “creatividad” en un ámbito competitivo y feroz, como es el marketing, a veces puede parecer una locura, pero también es lo que se exige de parte de todos… “dame una idea creativa” “como podemos usar creativamente los recursos que tenemos a mano” “como le podemos poner mas creatividad a este PPT” … en definitiva ¿cómo podemos ser más creativos?

creativity-quotes-2

Hay una frase muy popular, de cierta película de culto, que dice “hay que sacarse a uno mismo de la ecuación”… y con esto no quiero decir que debemos hacernos a un lado, sino que debemos abstraernos del problema y pensar de qué manera nos gustaría que nos presentaran esto a nosotros. Cómo nos gustaría que nos presenten ese PPT, cómo nos gustaría que se solucionara el problema, cómo vemos que podría mejorarse la situación actual, y poner manos a la obra para que eso pase.

La clave está en buscar inspiración, ver el resultado que nos gustaría obtener, y hacer todo lo humanamente posible en el medio (con nuestras capacidades y/o pidiendo ayuda), para alcanzar el objetivo… manos a la obra!

dont-let-them-filter-your-creativity

La fantasía de un mundo impreso en 3D

Hay gente que se obsesiona con el arte, con la historia de las guerras, de los países, con las diferentes culturas, con la antropología… de un tiempo a esta parte siento una fascinación especial hacia las infinitas posibillidades que nos brinda el mundo que puede imprimirse prácticamente íntegro con impresoras 3D -acá pueden leer un poco más sobre esta tecnología en general, gracias a Wikipedia-..

Pasamos de la impresión con polímeros a materiales más complejos, la posibilidad de imprimir superficies mayores (como edificios y automóviles), hasta la más impensada de todas: tejido vivo, que nos llevará a un futuro en el que podremos imprimir a voluntad y necesidad cualquier órgano humano, sin la necesidad de esperar por donantes de ningun tipo (y mucho menos pasar por la traumática experiencia de que el órgano en cuestión sea rechazado por el propio cuerpo).

m5 (1)

Imagen vía 3dprint

Strati: el primer automóvil del mundo hecho en 3D

Me fascina pensar que estamos entrando en una nueva revolución industrial, una era en la que podemos diseñar cualquier cosa que nos imaginemos en nuestra computadora, e imprimirlo en millones de formatos que se nos ocurran, que podemos armar modelos a escala y tamaño real, con unas simples modificaciones en una impresora común 3D. Me intriga pensar hasta dónde podemos llegar con las modificaciones en el material vivo que pueda generar órganos y tejidos… qué se puede llegar a reparar? hasta dónde podremos reemplazar nuestros órganos para que sigan funcionando de manera correcta? cuál será el próximo invento que se relacione? Hay investigaciones que están llevando la impresión al área de la alimentación , la cura de enfermedades, como la diabetes, por mencionar algunas nuevas cualidades

Edible+Growth

Imagen vía chloerutzerveld

Foodini: la primer impresora de alimentos en el mercado

Las posibilidades que se abren con este tipo de tecnología son infinitas, y no puedo esperar a ver qué vamos a ser capaces de hacer cuando tengamos la capacidad…

PS: si les interesa un poco lo que les venía contando, hagan click en los enlaces que hay a lo largo del artículo para leer más sobre cada investigación que resalta.

La debacle de lo conocido

O también un poco como “worlds colliding”… o algo así. De un tiempo a esta parte, tengo la sensación de que todo lo que nos era familiar, todo lo conocido, todo lo que nos daba seguiridad en cirerto punto, está cambiando, y no necesariamente para mejor.

tristeza

Imagen vía centroabiertotomillo

Sentir que no podemos seguir el ritmo, estar siempre a la moda y que ya no podemos aferrarnos a viejas anclas conocidas, nos da un poco de inseguridad, es algo así como acercarse a lo desconocido o tener un futuro incierto.

No hace falta sentarse a pensar mucho tampoco… cuántos de nosotros creímos que íbamos a ver a Apple lanzando un “stylus” como la gran novedad? o que en una de sus keynotes iba a subir un empleado de Microsoft (con logos y todo!), para contar como la mega fusión que hicieron es lo mejor del mundo?.

Básicamente pasa lo mismo cuando no podemos entender el éxito de ciertas redes sociales nuevas… por qué ahora ya no soporto Twitter y tengo que volver a Facebook, por qué no puedo tener ciertas apps en mi smartphone, que siento son para quinceañeras, pero que son tan populares que los clientes que sea que tengamos quieren estar ahí.

Nuevas tecnologías a las que no podemos acostumbrarnos, avances tecnológicos que son difíciles de procesar para cierto público. Nuevas redes sociales a las que no les podemos encontrar la gracia (como snapchat… cuál es la gracia de que el video desaparezca???) Nos llevan a dudar sobre nuestras anclas y lo que creíamos que siempre iba a ser bueno.

overcoming-fear

Imagen vía universesings

Teléfonos que se doblan, keynotes con invitados inesperados, presentaciones de productos que creímos nunca iban a ser reales, redes sociales especiales para ridiculizarse, marcas familliares que nos decepcionan y se venden, legados culturales que se destrozan… quizás demasiado pars nuestro tiempo, o quizás sea simplemente parte del futuro que nos espera, donde hay que aprender a no aferrarse a nada.

Mientras tanto, sigo fiel a mis creencias: brands can’t own me 😉