Negando las raíces digitales

Tengo que confesar que a veces me siento un poco como Carrie Bradshaw, escribiendo ideas sobre cuestiones que me pasan en la vida real, pero tratando de llevarlas a hechos cotidianos. En este caso, no voy a hacer nada diferente de eso.

Me resulta sumamente molesto que, al querer ir cambiando el tema de los blogs, cambiar su perfil, sus ideales y el tipo de posteos que quieren encarar, los dueños de los mismos decidan cerrarlos, limitar el contenido viejo que tenían y básicamente perder todo su pasado. Es como si quisieran “enterrar” lo viejo, ocultarlo, sacarlo de vista, de los buscadores y básicamente eliminar todo registro de esto en Internet.

digital-footprint-delete-20130906

Es cierto que, a medida que vamos creciendo personal y profesionalmente, hay cosas de nuestro pasado que nos pueden causar gracia y a veces hasta nos pueden dar un poco de vergüenza, pero estoy convencida de que jamás debemos renegar de nuestras raíces, ya que son la mejor prueba de por qué hoy somos quienes somos. La curva de aprendizaje que atravesamos no puede ser más clara que nuestro pasado y presente dispuesto a la vista para que todo el mundo entienda cómo y por qué evolucionamos (si es que lo hicimos), o por que no lo pudimos hacer, y por qué seguimos intentándolo.

Muchas veces vi gente que cerraba sus blogs porque ahora iban a ser más profesionales e iban a tratar otros temas. También esto responde muchas veces a cuestiones de SEO y posicionamiento de keywords, pero no es nada que una buena estrategia de SEO no pueda solucionar… Obviamente, en muchos otros casos, directamente se necesita cambiar el nombre completo del blog, porque la temática va a cambiar drásticamente, pero creo que el contenido original debería quedar disponible en los archivos, para que cualquiera pueda hacer una rápida búsqueda sobre los temas de los que solían hablarse, o quizás artículos de interés que nos gustaría volver a leer en algún momento.

shutterstock_178161983

Eliminar el pasado digital no lo hace desaparecer, solamente se usa para “tapar a futuro”, pero nos hace perder nuestra identidad de base, nuestras creencias, nuestra idiosincracia digital por decirlo de alguna manera, y no me parece la manera más sana de hacerlo. Obviamente entiendo que hay muchas personas que no resisten archivo y que quieren deshacerse de sus dichos pasados… pero no sería mucho mejor hacernos cargo de lo que dijimos, lo que escribimos, los temas que tratamos y demostrar cómo y por qué hemos evolucionado?

Sin ir más lejos, hace mucho tiempo escribí un posteo sobre por qué Mac estupidiza a sus usuarios… creo que en sí fue el posteo que más interacciones generó en todo el blog, y no pretendía generar una polémica vacía sobre “blanco vs negro” y que la gente encarara una lucha voraz en los comentarios, sino que simplemente pretendía aclarar mi visión sobre el por qué de mi preferencia personal de Microsoft sobre cualquier otro. Hoy en día soy la orgullosa dueña de un iPhone, y por cuestiones de funcionalidad/tiempo y “necesidad de estupidización” (no tengo tiempo que perder buscando información, buscándole la vuelta y claramente con esto estoy perdiendo mucho conocimiento sobre móviles en general, ya que me acostumbré a la comodidad de tener todo servido al alcance de un sólo botón), puedo decir que no compraría un teléfono con Android nunca más…

Obviamente que también tuve un Windows Phone, que me pareció simplemente espectacular, pero la falta de aplicaciones oficiales, y la lamentable noticia de la falta de actualización oficial de software, hizo que terminara desistiendo de este excelente dispositivo que me había parecido la mejor maravilla del mundo. De hecho, sigo opinando que en cuestiones de hardware, Nokia (ahora parte de Microsoft), siempre fue de los mejores productos del mundo… pero lamentablemente, la facilidad y comodidad que brinda un iPhone con iOS y las millones de apps disponibles, funcionales y actualizadas en el momento, son inalcanzables para el mercado del Windows Phone, donde ningún desarrollador quiere arriesgarse.

En definitiva, estoy en contra de borrar el pasado digital… prefiero que lean mi primer posteo, que vean mi evolución, que conozcan los temas que me interesa, los que siemrpe quise tratar, los que odio… las cuestiones personales y los gadgets que he compartido como favoritos a lo largo de este tiempo, y que siempre puedan referirse a cualquier parte del blog que en algún momento les haya interesado y/o gustado, y no que pierdan todo registro de lo que alguna vez fue.

Vida de gadgets

Las idas y vueltas que tuve durante los últimos dos años me hicieron entender, entre otras cosas, que los gadgets tienen una función mucho más fundamental de la que estamos acostumbrados a reconocer… ya van a entender a que me refiero.

Volver a escribir en mi blog, más allá de que mezcle muchos temas personales con los de actualidad y de esos gadgets exóticos que me encantaría tener ;), significa una búsqueda incesante por volver a mi esencia. Nunca me voy a cansar de decir que, ante todas las cosas, soy blogger y escritora (a pesar de no tener material publicado en un formato físico), y me apasiona plasmar sentimientos en palabras… descomponer términos complejos en frases simples de entender para cualquier persona que tenga ganas de tomarse unos minutos para sentarse a leer.

writer

En un tiempo dediqué mis ratos libres (o sea, las 4hs diarias que pierdo viajando), a escribir desde el celular… pero al tratarse de una BlackBerry, la tendinitis no tardó en aparecer… si lo sumamos a una serie de cuestiones personales, tuve que dejar de escribir.

Por ahora, la moraleja que les puedo dejar en mi experiencia personal, es que no se dejen aplacar. Siempre busquen la felicidad y huyan de los lugares y personas que no los dejan ser felices. Los que me siguen en Twitter sabrán que de un tiempo a esta parte había dejado de Twittear, de escribir, y hasta dejar de ser yo misma, simplemente porque no me permitían ser de otra manera… sean siempre quienes quieren ser, no cambien por nadie más que ustedes mismos! Nunca dejen de ser felices, y aprendan a hacer uso y abuso de los gadgets que los acompañan día a día, que siempre serán sus mejores amigos y sus armas mas poderosas si aprenden a usarlas como corresponde ;)

1516620_767474739959657_564059207_n

Vivir de pasión en pasión

Soy del tipo de personas que tuvo suerte, bueno a veces un poco :P, y vive haciendo lo que le gusta. Si bien tengo la posibilidad de tomar decisiones y elegir entre un abanico de oportunidades, hoy elijo quizás la opción “menos cómoda” en pos de una inversión a futuro… mi futuro obviamente. Amo las nuevas tecnologías, trabajo en redes sociales, lo que hace que el 70% de mi tiempo esté en Facebook, Twitter y etcéteras (y el 30 restante armando un PPT o planilla de excel :P). Amo los gadgets, los lanzamientos, la creatividad y las buenas acciones de marketing, las novedades en ciencia y todos esos pequeños avances tecnológicos que nos cambian la vida de a poquito y casi sin que nos demos cuenta, y me apasiono contándolo por este medio o por todos los que encuentro.

Vivir apasionados de lo que hacemos es uno de los sentimientos más lindos, más placenteros que nos pueden pasar, porque nos hace sentir que tenemos todo bajo control. Sentimos que somos libres (más allá de que podemos ser nuestros peores jefes, imponiéndonos plazos imposibles y estructuras terribles!), y sentimos que realmente podemos llegar a ser productivos, sentimos que le estamos dando verdadero valor a nuestras vidas, que nuestra existencia no es tan efímera.

news-passion

Vengo leyendo y hablando con gente que está haciendo lo que le gusta, y la sensación de plenitud que tienen, no se compara con casi nada que se pueda conseguir de una manera que no sea tan libre. Por ejemplo, muchos conocidos estuvieron ahorrando por meses (años incluso), para cumplir su sueño de viajar y trabajar, conocer culturas, “largar todo” por un par de años y ver cómo les va. Obviamente la mayoría de ellos tiene planeado volver, después de un tiempo prudente, después de empaparse de cultura ajena, de disfrutar otros placeres. Algunos otros simplemente quieren irse y probar suerte en otros lugares del mundo que puedan llamar casa.

También están los que se deciden a seguir una idea, y comienzan con algo pequeño para convertirlo en algo grande, como Fabio que está escribiendo su segundo libro, y esta vez no es sobre cosas que ya hizo ni sobre poner en papel a posteridad la obra que viene realizando en su blog, sino que es nada menos para investigar exclusivamente sobre un tema que le encanta y que lo va a llevar a descubrir un mundo nuevo…

monday-morning-ops-meeting1

Todos los que están siguiendo sus sueños, más grandes o más pequeños, eso no tiene importancia ahora, son personas que están dejando atrás sus miedos al fracaso, entre tantos otros.

Cuántas veces, en medio de una crisis, habremos pensado “quiero largar todo para irme a vivir a una isla desierta, sin más gente ni más internet”, o “largo todo y me voy a vender collares a la playa!!” o “me voy a dedicar a vender chupetines en la esquina” y cosas similares… pero qué tan preparados estamos para largarnos a nuestras pasiones? somos capaces? pensemos de a poco en pequeños objetivos, que si podemos ir cumpliendo generarán un cambio enorme, y por fin lograremos vivir de pasión en pasión.

Spam en toda sus formas

Odio el spam… en todas sus formas y tamaños, pero también vivo en una industria que (casi) básicamente vive de eso, y entiendo las reglas del juego lo suficiente como para no comerme sermones de gente que se haya visto afectada por mi.

No-Spam

Cuando me hablan de “campaña de e-mail marketing” en la mayoría de los casos tiemblo: le van a mandar a una persona una serie de correos electrónicos que nunca pidió basados en un click, un like o una asistencia a un evento, y le va a ser virtualmente imposible borrarse del maldito listado en un buen tiempo (en la mayoría de los casos, no digo que TODOS sean igual de malos a la hora de desarrollar una campaña de mailing!).

También me pasa con Facebook y Twitter: hay marcas que no entienden como es la comunicación que deben tener con sus clientes, cómo funciona eso del posicionamiento, tratan de meterse a la fuerza con cuentas falsas y en conversaciones ajenas en vez de aprovechar la validez de su sola presencia. A fin de cuentas, te terminan spameando… ya sea con menciones o por DM (en los casos de los vivos bárbaros que contratan servicios para mandarles DM a todos los nuevos followers). Cuando veo marcas trabajando con estas metodologías, simplemente me quiero arrancar los pelos de a uno por vez… y mandarles una propuesta integrada como se debe para que dejen esos servicios paupérrimos, obvio ;)

En cuanto a Facebook, ¡por suerte!, dejaron un poco de lado lo de etiquetar a todo el mundo, porque entendieron que las personas no somos carteras, no somos zapatos ni chalinas… tampoco somos muebles ni utilitarios o accesorios….

A fin de cuentas, lo importante es que una buena campaña no debería incluir JAMÁS el spam en su estrategia… los viejos usuarios (hablo de los que tenemos Facebook de las primeras épocas, o Twitter desde 2007 o similar), estamos acostumbrados a manejarnos con ciertas políticas naturales de respeto, que “las nuevas generaciones” perdieron por completo… ni hablemos de los que solo buscan hacer negocio y que perdieron el 90% de su credibilidad…

Por esto es que es importante avisar cuando se está haciendo una campaña en Twitter, cuando es un posteo patrocinado en tu blog, cuando recomendás algo en FB porque te suma algún valor extra, cuando le mandás un mail a alguien que sea porque realmente pensaste que a esa persona le puede interesar la información que le mandás (o al menos le preguntás si le interesa recibir eso!), y cuando arrobás a alguien, siempre que sea porque realmente hay algo más que simplemente una promoción que te deja algunos pesos extra en el bolsillo.

no-spam-300x300

Disfrutar las pequeñas cosas

Me estoy poniendo muy seria últimamente, me lo vienen haciendo notar de varias maneras, y sabemos -todos- que ese tampoco es mi estilo.

Hoy estaba leyendo uno de los posteos brillantes de Fabio, y me di cuenta que es cierto, te pueden sobrar las ideas pero no te alcanza el tiempo, o no te vienen las ganas de organizarlas en palabras para que tengan un sentido medianamente lógico, y que a veces, hay impedimentos físicos que no te dejan siquiera trabajar bien, mucho menos poder disfrutar de lo que realmente amás (y cuando esas dos cosas son la misma, sos la persona más afortunada del universo!!!!).

Los que amamos escribir nos expresamos por donde mejor nos sentimos, y muchas veces descargamos todo por estos medios (digital, papel, y quien dice hasta una de las viejas máquinas de escribir remington!).

Todos tenemos miles de proyectos, y a muchos de ellos les ponemos fecha de vencimiento. Algunas porque son inevitables, biológicas, externas o tienen un motivo pro el cual deben durar un X tiempo, pero otras son creencias estúpidas de que si no hacés todo lo que pretendías de la vida antes de tal edad, nunca más lo vas a poder hacer, porque ya no servís para nada. Bueno, vengo a decirles que no sirven para nada si esa es su excusa para dejar de pensar en algo que les gustaría hacer…. porque si el impedimento es auto-impuesto, es que estamos siendo muy soberbios como para disfrutar de la vida y sus pequeñas cosas, que al final del día, terminan siendo las que realmente nos importan.

Hoy les comparto las pastillitas mágicas de la felicidad (?) me gustaría tener varios de estos en mi escritorio :P

1506703_10152431987720180_1365155262932768574_nLe robé la imagen a un contacto de fb! asi que si lo ven por ahí le avisan ;)