Se les escapó la tortuga

Después de todo lo que fue el día de ayer (para los que viven en un termo, les cuento que fue el #BackToTheFutureDay, es decir, el día en que Marty McFly viajaba al futuro según la peli Back To The Future II), y en internet nos encontramos miles de personas hablando de lo mismo, hasta el punto de la saturación para todos aquellos que simpatizan con la saga, pero que no son tan fanáticos.

01_21134058_97c38e_2532186a

El día siguiente fue todo como una gran decepción, y no lo digo porque no tengamos autos voladores, hoverboards, o combustible en base a basura tradicional… sino porque las marcas no sacaron el provecho que yo esperaba que sacaran. Ok, se que hubieron algunos eventos privados en los que ciertas marcas invitaron a los de siempre a persenciarlos y sacarse fotitos con gadgets exclusivos (como las 6500 botellas de pepsi y las funciones de proyección por ejemplo), pero a qué me refiero con “decepcionada”:

  • Esperaba que Pepsi realmente lanzara ayer a la venta una edición especial de sus botellas, con el famoso formato de la película
  • Esperaba que AT&T anunciara un nuevos sistema de comunicacion integrado (?) o algo relacionado con las huellas dactilares en sus teléfonos móviles al menos.
  • Esperaba que Black&Decker anunciara un nuevo tipo de hornito… no digo que tuviera reconocimiento de voz pero… por qué no?
  • Esperaba que Nike hiciera el lanzamiento de las famosas zapatillas, y no un simple rumor de que “estarán a la venta pronto”.

Bueno, en fin, esperaba que las marcas pudieran hacerse eco de la importancia que iba a tener este día en la memoria de muchisima gente que creció viéndola… y que iban a ser lo suficientemente inteligentes como para hacer anuncios importantes en ese día, porque son cosas que se desprenden de la propia película y que estoy segur habrían tenido muchísima cobertura de los medios, hubiera habido una enorme repercusión en redes sociales… en fin, siento que a las marcas se les escapó la tortuga y que están todos tan cerrados en sus pequeños mundos de números, librando batallas invisibles, que no se dieron cuenta de la importancia que podría haber tenido un lanzamiento real en un día tan especial.

La creatividad ante todo

Definirse a uno mismo como “creativo” tiene muchas implicancias, más allá de la propia palabra. Me suena como los que se autodenominan “depresivos”, cuando en realidad solo están pasando por una mala racha, o los que hablan de “bipolaridad” cuando simplemente tienen algunos sentimientos encontrados.

escritura-creativa

Encarar la vida con creatividad no es fácil, y tampoco es una tarea que los “creativos” (publicitarios), sepan hacer, más allá de que son quienes saben pensar de modo creativo para adaptar ciertos productos/servicios a los estándares que normalmente conocemos como “creativos”.

Estoy usando muchas comillas… siento que es un tema difícil de encarar, de pensar. Quién es creativo? quién define si otro es creativo? cómo se ejercita la creatividad? hay que tomar millones de cursos de creatividad? hay que ejercitar el sentido común hasta que tengamos incorporado un esquema propio?

Llevar adelante la famosa “creatividad” en un ámbito competitivo y feroz, como es el marketing, a veces puede parecer una locura, pero también es lo que se exige de parte de todos… “dame una idea creativa” “como podemos usar creativamente los recursos que tenemos a mano” “como le podemos poner mas creatividad a este PPT” … en definitiva ¿cómo podemos ser más creativos?

creativity-quotes-2

Hay una frase muy popular, de cierta película de culto, que dice “hay que sacarse a uno mismo de la ecuación”… y con esto no quiero decir que debemos hacernos a un lado, sino que debemos abstraernos del problema y pensar de qué manera nos gustaría que nos presentaran esto a nosotros. Cómo nos gustaría que nos presenten ese PPT, cómo nos gustaría que se solucionara el problema, cómo vemos que podría mejorarse la situación actual, y poner manos a la obra para que eso pase.

La clave está en buscar inspiración, ver el resultado que nos gustaría obtener, y hacer todo lo humanamente posible en el medio (con nuestras capacidades y/o pidiendo ayuda), para alcanzar el objetivo… manos a la obra!

dont-let-them-filter-your-creativity

Eso no se dice, eso no se hace

A muchos les recordará una vieja canción, a mi en realidad me inspiró para este post.

Me estoy convirtiendo en el tipo de personas que usa apps para ver qué es lo que hizo de su vida en los últimos años en redes sociales, y si bien no soy del tipo de persona que borraría una publicación (incluso por faltas de ortografía y/o errores gramaticales), ni por cuestiones de mantener las formas.

Siempre fui muy explosiva, aunque intento mantener mis personalidades online por separado: los insultos, las explosiones de caracter y mis rabietas, las van a poder leer con todo gusto en mi cuenta de Twitter (@Jessy_Slayer para los que no sabían). Mis cuestiones más cotidianas, lo que me hace reir, y muchos de mis pensamientos los van a poder leer en mi cuenta de Facebook. Por otro lado, mis sentimientos más profundos son los que me gusta expresar con imágenes en Tumblr, van a encontrar muchas pavadas viejas mías en YouTube, y mi costado más “profesional”, o “serio” es el que van a encontrar por estos lugares.

Volviendo al punto: leer publicaciones viejas!, me doy cuenta que mucha gente está muy pendiente de las formas en todas las redes sociales. Hay gente que tienen más de una cuenta, para poder sentirse con la libertar de expresar sus verdaderas opiniones, de hacer catarsis, sin que nadie después le pueda reclamar absolutamente nada. Por otro lado nos encontramos con esas personas que, luego de un tiempo y por considerar que “han llegado” (a dónde no se, quizás esa era su expectativa de vida todo este tiempo), o que llegaron a realizarse profesionalmente (aunque en muchos casos solamente sienten que están en camino a lograrlo), se la pasan borrando su rastro digital.

1950u2ot0x789jpg

Imagen vía Gizmodo

Leen sus publicaciones viejas, borran todo lo que no sea políticamente correcto, ocultan imágenes en sus álbumes de Facebook, y se crean toda una nueva personalidad digital, ocultando su verdadero ser. Como si esta fuera la única manera en que realmente la sociedad los va a aceptar.

Como les comentaba, no soy del tipo de persona que borre publicaciones, y me irrita cuando se me borra algo porque fue compartido desde alguna de estas cuentas que se volvieron “políticamente correctas”.

Se que hoy en día no tenemos libertad total, que a mucha gente se le sale la chabeta (por decirlo de alguna manera), y que a veces por cuestiones laborales no se puede hablar mal ni bien de una marca competidora, por miedo a las represalias internas de nuestro propio empleador. Se que mucha gente que no ha sido politicamente correcta terminó despedida de su trabajo (y en casos muy extremos asumo que hasta se han cambiado el nombre para conseguir nuevos empleos!), pero no estoy de acuerdo con eso de estar adaptando nuestra personalidad a la sociedad, al mundo laboral…  No me gusta econder mis emociones, ni me gusta que me la sociedad me obligue a hacerlo… no me gusta cuiadar las formas, porque en cierto modo, esas malas formas, son parte de mi personalidad.

Sigo sin poder entender qué miedo se les pasa por la cabeza a aquellos que van para atrás en su vida y borran su huella digital…

Mac-Switcher-Main

Imagen vía guidingtech

Buenos hábitos

Dicen que generar nuevos hábitos lleva unos 21 días aproximadamente. También dicen que mantenerlos en el tiempo es lo más difícil que te puede pasar… yo creo que el tiempo y las ganas son los factores fundamentales que te llevan al éxito o al fracaso.

Motivation-

Imagen vía momspark

Cuando uno enfoca toda su energía en el crecimiento de ciertas áreas de su carrera y/o personalidad, es normal que otros se vean afectados. En mi caso, no me arrepiento del tiempo que me tomé, porque siento que además pude crecer en muchos otros ámbitos.

Probablemente hoy sean muy pocos, si es que alguien realmente entra, quienes me vayan a leer, pero no me molesta, porque voy a seguir escribiendo para volver a generar ese maravilloso hábito que me había generado hace ya más de 6 años.

Obvio, hoy el negocio pasa por otro lado, y son los YouTubbers los nuevos “it” del mercado, pero no me asusta, si no hice video hasta ahora fue porque no me dió la gana 😛 (y porque ya había hecho, pero lleva mucho más tiempo). Quien les dice y me pongo un canal propio para hablar de trivialidades 😉 Por ahora, disfruten de nuevo mi vuelta triunfal mis ganas de volver a escribir.

Tengo mi concentración en escribir un libro, tengo algo ya pensado, algunas páginas bocetadas y se que es un proyecto que me va a consumir bastante tiempo, pero como no tengo fechas que me corran, pretendo tomarme todo el tiempo del mundo, y le destino dirá 😉

writing-texto-narrativo

Imagen vía yentelman

Negando las raíces digitales

Tengo que confesar que a veces me siento un poco como Carrie Bradshaw, escribiendo ideas sobre cuestiones que me pasan en la vida real, pero tratando de llevarlas a hechos cotidianos. En este caso, no voy a hacer nada diferente de eso.

Me resulta sumamente molesto que, al querer ir cambiando el tema de los blogs, cambiar su perfil, sus ideales y el tipo de posteos que quieren encarar, los dueños de los mismos decidan cerrarlos, limitar el contenido viejo que tenían y básicamente perder todo su pasado. Es como si quisieran “enterrar” lo viejo, ocultarlo, sacarlo de vista, de los buscadores y básicamente eliminar todo registro de esto en Internet.

digital-footprint-delete-20130906

Es cierto que, a medida que vamos creciendo personal y profesionalmente, hay cosas de nuestro pasado que nos pueden causar gracia y a veces hasta nos pueden dar un poco de vergüenza, pero estoy convencida de que jamás debemos renegar de nuestras raíces, ya que son la mejor prueba de por qué hoy somos quienes somos. La curva de aprendizaje que atravesamos no puede ser más clara que nuestro pasado y presente dispuesto a la vista para que todo el mundo entienda cómo y por qué evolucionamos (si es que lo hicimos), o por que no lo pudimos hacer, y por qué seguimos intentándolo.

Muchas veces vi gente que cerraba sus blogs porque ahora iban a ser más profesionales e iban a tratar otros temas. También esto responde muchas veces a cuestiones de SEO y posicionamiento de keywords, pero no es nada que una buena estrategia de SEO no pueda solucionar… Obviamente, en muchos otros casos, directamente se necesita cambiar el nombre completo del blog, porque la temática va a cambiar drásticamente, pero creo que el contenido original debería quedar disponible en los archivos, para que cualquiera pueda hacer una rápida búsqueda sobre los temas de los que solían hablarse, o quizás artículos de interés que nos gustaría volver a leer en algún momento.

shutterstock_178161983

Eliminar el pasado digital no lo hace desaparecer, solamente se usa para “tapar a futuro”, pero nos hace perder nuestra identidad de base, nuestras creencias, nuestra idiosincracia digital por decirlo de alguna manera, y no me parece la manera más sana de hacerlo. Obviamente entiendo que hay muchas personas que no resisten archivo y que quieren deshacerse de sus dichos pasados… pero no sería mucho mejor hacernos cargo de lo que dijimos, lo que escribimos, los temas que tratamos y demostrar cómo y por qué hemos evolucionado?

Sin ir más lejos, hace mucho tiempo escribí un posteo sobre por qué Mac estupidiza a sus usuarios… creo que en sí fue el posteo que más interacciones generó en todo el blog, y no pretendía generar una polémica vacía sobre “blanco vs negro” y que la gente encarara una lucha voraz en los comentarios, sino que simplemente pretendía aclarar mi visión sobre el por qué de mi preferencia personal de Microsoft sobre cualquier otro. Hoy en día soy la orgullosa dueña de un iPhone, y por cuestiones de funcionalidad/tiempo y “necesidad de estupidización” (no tengo tiempo que perder buscando información, buscándole la vuelta y claramente con esto estoy perdiendo mucho conocimiento sobre móviles en general, ya que me acostumbré a la comodidad de tener todo servido al alcance de un sólo botón), puedo decir que no compraría un teléfono con Android nunca más…

Obviamente que también tuve un Windows Phone, que me pareció simplemente espectacular, pero la falta de aplicaciones oficiales, y la lamentable noticia de la falta de actualización oficial de software, hizo que terminara desistiendo de este excelente dispositivo que me había parecido la mejor maravilla del mundo. De hecho, sigo opinando que en cuestiones de hardware, Nokia (ahora parte de Microsoft), siempre fue de los mejores productos del mundo… pero lamentablemente, la facilidad y comodidad que brinda un iPhone con iOS y las millones de apps disponibles, funcionales y actualizadas en el momento, son inalcanzables para el mercado del Windows Phone, donde ningún desarrollador quiere arriesgarse.

En definitiva, estoy en contra de borrar el pasado digital… prefiero que lean mi primer posteo, que vean mi evolución, que conozcan los temas que me interesa, los que siemrpe quise tratar, los que odio… las cuestiones personales y los gadgets que he compartido como favoritos a lo largo de este tiempo, y que siempre puedan referirse a cualquier parte del blog que en algún momento les haya interesado y/o gustado, y no que pierdan todo registro de lo que alguna vez fue.