La evolución del cubo de Rubick

Tengo que ser sincera, la verdad es que solamente tuve un cubo de Rubik una vez en mi vida, y me lo tuvieron que sacar porque me obsesionaba con poder armar los colores… pasé creo que un par de horas y como no hablaba, no comía y no interactuaba normalmente con el resto de la gente, me lo terminaro sacando de las manos 😛 

La cuestión es que hay muchísimas versiones de éste viejo y famoso juguete, pero me encontré con 3 que me gustaría poder compartir con ustedes.

La primer versión es bastante extraña, y la encontré gracias a la gente de TuExperto, se llama Rubik’s Touch Cube, y hace alusión a la tendencia moderna de buscar “touchscreens” por todas partes. En este caso en vez de ir dando vueltas al cubo, vamos tocando la superficie para que sus colores vayan cambiando.. bastante original, aunque creoque me marea más que la versión original:

 Image Hosted by ImageShack.us

El otro ejemplo en cuestión me causó mucha ternura… y lo encontré gracias a la gente de Punto Geek, en éste caso es el tradicional cubo, pero al que en vez de formar colores en sus caras, hay que formar escenas del legendario Mario Bros!

 Image Hosted by ImageShack.us

Y fialmente la tercer versión, publicada también por la gente de TuExperto, es lo que su creador llama la “nueva generación” del cubo de Rubik… y ahora les muestro por qué:

 Image Hosted by ImageShack.us
 

Se trata de una especie de “rompecabezas” o puzzle esférico que también se basa en la unión por colores, y la gente de TuExperto nos explica cómo funciona: “consiste en una esfera que, a su vez, contiene otras esferas con seis bolas de diferentes colores en su interior. La víctima, perdón, el jugador, debe manipular el puzzle hasta conseguir que las bolas coincidan con los soportes de su mismo color que hay en la esfera exterior. Y deben hacerlo a través de dos únicas aberturas que puedes mover para cambiarlas de sitio”

La cuestión es siempre la misma: volvernos totalmente locos hasta conseguir que todo quede en su sitio 😉

Be Sociable, Share!

One thought on “La evolución del cubo de Rubick

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *