Descanso… de mi!

Una de las últimas cosas que se me hubieran pasado por la cabeza cuando decidítrabajar de lo que me apasiona es que iba a llegar a este punto, en el que necesito un descanso de mi misma, de los temas de los que hablo, de los blogs que leo (o no leo), de la escritura que me apasiona, de los trabajos que me encantan (bueno de esos no tanto eh), y de las cosas que día a día me hacían sentir mucho mejor conmigo misma. Nunca pensé que iba a pedir a gritos vacaciones trabajando como blogger… una persona que se sienta todo el día en su silla y/o sillón en el punto favorito de la casa para escribir sin parar sobre temas varios, sin tener que salir, sin sufrir la polución del centro ni la contaminación de la gente que no se baña en los colectivos. Sin tener que cumplir horarios, ni tener que padecer jefes que cada 10 minutos estén criticando el trabajo o pidiendo que hagamos x cosa además de nuestro trabajo pautado. Pudiendo entrar a mis redes sociales favoritas a la hora que quisiera, escribiendo sobre lo que quisiera sin que nadie me esté condicionando las palabras. Programando posts para el día siguiente desde las madrugadas que tanto amo de chica, con mi café recién hecho y escribiendo sobre temas que me gustan hasta que el sol empieza a asomar por la ventana y me obliga a apagar todo porque me siento un satisfecha de haber pasado toda la noche despierta y orgullosa de irme a dormir a la hora que el 90% de la gente se está levantando para comenzar con su jornada laboral.

Con todos estos pro es muy difícil encontrar contras que me lleven a mi situación de saturación y agotamiento mental actual… diría que de hecho me siento mal por sentirme cansada, siento que estoy defraudandome a mi misma por no ser capaz de tolerar las mejores condiciones laborales que podría haber encontrado en el universo, entonces me enojo conmigo misma y los resultados se notan a simple vista con mis puteadas permanentes por Twitter. Sumado a esto contamos miles de cuestiones personales de fondo que me tironean para diferentes lados, como si buscaran desarmarme de a poco, desmembrarme, dehacerme en el vacío de la nada…. (si me puse poética porque hay que zafarla de alguna manera).

Quizás me ahogo en un vaso de agua y todo lo que necesito es salir de esta rutina por unos días para volver a darme cuenta lo linda que es, quizás necesito descansar DE VERDAD y contemplar el paisaje sin tener que deberle nada a nadie, sin tener que sentir que tengo que pagar por el aire que estoy respirando, sin sentir que no pertenezco a ese lugar, que yo por mi misma no podría, que es algo impuesto ni ninguna de las pavadas que suelo sentir en esos casos. Necesito vacaciones de mi misma, de mi cerebro, de mi manera de pensar que últimamente está más gris que de costumbre, necesito ver nuevos paisajes y hasta conocer gente nueva que me de otras perspectivas (si si, hablo de relacionarme con gente en la vida real!), desconectarme un poco, apagar el móvil, cerra la conexión a Internet y volver a conectarme con quién soy y con quién fui para ser la que soy hoy, para entender un poco más todo el mundo que me rodea y las cosas que me pasan… para entender por qué ciertas cosas son exitosas y otras tantas un fracaso total…

Como vengo gritando desde hace mucho, necesito vacaciones 😛 (digo por si no les había quedado claro hasta acá), pero como no puedo darme ese enorme lujo, necesito descansar de mi misma… pero no quiero que el blog muera tampoco porque cuando uno se va de vacaciones siempre hay alguien que lo suplanta, aunque sea en las tareas básicas. Quizás le pida ayuda a amigas cercanas (a mi y a la tecnología y los temas que hablo normalmente acá), y aunque el blog sea sumamente personal, supongo que habrá gente que pueda “suplirme en las cuestiones básicas” para mantener un ritmo más o menos constante de publicación. También si alguien quiere colaborar o tiene mejores ideas, saben que todas son bienvenidas, tienen mis contactos en el apartado “sobre mi“, tienen mi mail acá en la primer columna de la derecha y pueden obviamente dejar comentarios….  Quizás me sienta agobiada por mi misma al hacer mucho y recibir poco, quizás… no lo sé…

Be Sociable, Share!

2 thoughts on “Descanso… de mi!

  1. Animo Jessy, todos necesitamos un buen descanso para recargar las baterías.

    Lo importante es no agobiarse porque si no, nos llegamos a hartar de lo que nos gusta hacer y más si ese es nuestro trabajo principal.

    Desconéctate, apaga todo y disfruta de una merecidas vacaciones para relajarte. Los que siempre te leemos esperaremos lo necesario hasta tu retorno.

    =)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *