Spam en toda sus formas

Odio el spam… en todas sus formas y tamaños, pero también vivo en una industria que (casi) básicamente vive de eso, y entiendo las reglas del juego lo suficiente como para no comerme sermones de gente que se haya visto afectada por mi.

No-Spam

Cuando me hablan de “campaña de e-mail marketing” en la mayoría de los casos tiemblo: le van a mandar a una persona una serie de correos electrónicos que nunca pidió basados en un click, un like o una asistencia a un evento, y le va a ser virtualmente imposible borrarse del maldito listado en un buen tiempo (en la mayoría de los casos, no digo que TODOS sean igual de malos a la hora de desarrollar una campaña de mailing!).

También me pasa con Facebook y Twitter: hay marcas que no entienden como es la comunicación que deben tener con sus clientes, cómo funciona eso del posicionamiento, tratan de meterse a la fuerza con cuentas falsas y en conversaciones ajenas en vez de aprovechar la validez de su sola presencia. A fin de cuentas, te terminan spameando… ya sea con menciones o por DM (en los casos de los vivos bárbaros que contratan servicios para mandarles DM a todos los nuevos followers). Cuando veo marcas trabajando con estas metodologías, simplemente me quiero arrancar los pelos de a uno por vez… y mandarles una propuesta integrada como se debe para que dejen esos servicios paupérrimos, obvio 😉

En cuanto a Facebook, ¡por suerte!, dejaron un poco de lado lo de etiquetar a todo el mundo, porque entendieron que las personas no somos carteras, no somos zapatos ni chalinas… tampoco somos muebles ni utilitarios o accesorios….

A fin de cuentas, lo importante es que una buena campaña no debería incluir JAMÁS el spam en su estrategia… los viejos usuarios (hablo de los que tenemos Facebook de las primeras épocas, o Twitter desde 2007 o similar), estamos acostumbrados a manejarnos con ciertas políticas naturales de respeto, que “las nuevas generaciones” perdieron por completo… ni hablemos de los que solo buscan hacer negocio y que perdieron el 90% de su credibilidad…

Por esto es que es importante avisar cuando se está haciendo una campaña en Twitter, cuando es un posteo patrocinado en tu blog, cuando recomendás algo en FB porque te suma algún valor extra, cuando le mandás un mail a alguien que sea porque realmente pensaste que a esa persona le puede interesar la información que le mandás (o al menos le preguntás si le interesa recibir eso!), y cuando arrobás a alguien, siempre que sea porque realmente hay algo más que simplemente una promoción que te deja algunos pesos extra en el bolsillo.

no-spam-300x300

Be Sociable, Share!

One thought on “Spam en toda sus formas

  1. Recuerda a un cómic de Quino, donde el protagonista tiene que viajar para ir al trabajo y encuentra una gran cantidad de obstáculos en la calle en forma de vendedores en el colectivo, manteros en la calle, cantantes, músicos de subte, limpiadores de vidrios en los semáforos, etc, etc. Finalmente cuando llega a su puesto de trabajo, es vendedor de flores a los conductores en una esquina transitada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *