Negando las raíces digitales

Tengo que confesar que a veces me siento un poco como Carrie Bradshaw, escribiendo ideas sobre cuestiones que me pasan en la vida real, pero tratando de llevarlas a hechos cotidianos. En este caso, no voy a hacer nada diferente de eso.

Me resulta sumamente molesto que, al querer ir cambiando el tema de los blogs, cambiar su perfil, sus ideales y el tipo de posteos que quieren encarar, los dueños de los mismos decidan cerrarlos, limitar el contenido viejo que tenían y básicamente perder todo su pasado. Es como si quisieran “enterrar” lo viejo, ocultarlo, sacarlo de vista, de los buscadores y básicamente eliminar todo registro de esto en Internet.

digital-footprint-delete-20130906

Es cierto que, a medida que vamos creciendo personal y profesionalmente, hay cosas de nuestro pasado que nos pueden causar gracia y a veces hasta nos pueden dar un poco de vergüenza, pero estoy convencida de que jamás debemos renegar de nuestras raíces, ya que son la mejor prueba de por qué hoy somos quienes somos. La curva de aprendizaje que atravesamos no puede ser más clara que nuestro pasado y presente dispuesto a la vista para que todo el mundo entienda cómo y por qué evolucionamos (si es que lo hicimos), o por que no lo pudimos hacer, y por qué seguimos intentándolo.

Muchas veces vi gente que cerraba sus blogs porque ahora iban a ser más profesionales e iban a tratar otros temas. También esto responde muchas veces a cuestiones de SEO y posicionamiento de keywords, pero no es nada que una buena estrategia de SEO no pueda solucionar… Obviamente, en muchos otros casos, directamente se necesita cambiar el nombre completo del blog, porque la temática va a cambiar drásticamente, pero creo que el contenido original debería quedar disponible en los archivos, para que cualquiera pueda hacer una rápida búsqueda sobre los temas de los que solían hablarse, o quizás artículos de interés que nos gustaría volver a leer en algún momento.

shutterstock_178161983

Eliminar el pasado digital no lo hace desaparecer, solamente se usa para “tapar a futuro”, pero nos hace perder nuestra identidad de base, nuestras creencias, nuestra idiosincracia digital por decirlo de alguna manera, y no me parece la manera más sana de hacerlo. Obviamente entiendo que hay muchas personas que no resisten archivo y que quieren deshacerse de sus dichos pasados… pero no sería mucho mejor hacernos cargo de lo que dijimos, lo que escribimos, los temas que tratamos y demostrar cómo y por qué hemos evolucionado?

Sin ir más lejos, hace mucho tiempo escribí un posteo sobre por qué Mac estupidiza a sus usuarios… creo que en sí fue el posteo que más interacciones generó en todo el blog, y no pretendía generar una polémica vacía sobre “blanco vs negro” y que la gente encarara una lucha voraz en los comentarios, sino que simplemente pretendía aclarar mi visión sobre el por qué de mi preferencia personal de Microsoft sobre cualquier otro. Hoy en día soy la orgullosa dueña de un iPhone, y por cuestiones de funcionalidad/tiempo y “necesidad de estupidización” (no tengo tiempo que perder buscando información, buscándole la vuelta y claramente con esto estoy perdiendo mucho conocimiento sobre móviles en general, ya que me acostumbré a la comodidad de tener todo servido al alcance de un sólo botón), puedo decir que no compraría un teléfono con Android nunca más…

Obviamente que también tuve un Windows Phone, que me pareció simplemente espectacular, pero la falta de aplicaciones oficiales, y la lamentable noticia de la falta de actualización oficial de software, hizo que terminara desistiendo de este excelente dispositivo que me había parecido la mejor maravilla del mundo. De hecho, sigo opinando que en cuestiones de hardware, Nokia (ahora parte de Microsoft), siempre fue de los mejores productos del mundo… pero lamentablemente, la facilidad y comodidad que brinda un iPhone con iOS y las millones de apps disponibles, funcionales y actualizadas en el momento, son inalcanzables para el mercado del Windows Phone, donde ningún desarrollador quiere arriesgarse.

En definitiva, estoy en contra de borrar el pasado digital… prefiero que lean mi primer posteo, que vean mi evolución, que conozcan los temas que me interesa, los que siemrpe quise tratar, los que odio… las cuestiones personales y los gadgets que he compartido como favoritos a lo largo de este tiempo, y que siempre puedan referirse a cualquier parte del blog que en algún momento les haya interesado y/o gustado, y no que pierdan todo registro de lo que alguna vez fue.

WordPress 10 años después y aquí estamos

Se cumplieron 10 años de WordPress, y yo todavia recuerdo perfectamente
mi primer bitacora: fue un blog de Terra con esas plantillas espantosas,
donde escribia con un alias, porque tenia mucho miedo de que mis
compañeros del secundario me encontraran (aunque en aquel entonces solo 4
teniamos computadoras y 2 podiamos acceder a Internet!). En esos tiempos
se trataba mas de una especie de diario intimo que escribia feliz, porque
el escribir con lapicera en un papel me inspiraba y transcribir eso en el
“blog” le daba una suerte de “eternidad” a lo que yo plasmaba, entonces me
pasaba horas enteras escribiendo y haciendo lo que mas me gusta en el
mundo: perder tiempo delante de una computadora!!! 😛

wordpress 10 años

Mucho paso desde ese entonces, comunidades online de mis idolos
adolescentes, blogs mas personales y profundos. Blog de Nadal (que tuve
que abandonar a pedido de sus abogados :P) y esa chance que me dio Juan
Pablo Sueiro cuando dijo “por que no te abris un blog serio”. Ok, se que
muy serio que digamos no es, pero funciona muy bien y me permitio junto a
las redes sociales y mis skills comunicativos (?), trabajar freelance
todos los años que quise, y dejarlo cuando me canse y quise experimentar
algo mas 😉

escribiendo

A su vez este blog tuvo varias metamorfosis importantes y mucha gente que
ayudo a mantenerlo vivo como esta hoy (a pesar de los ataques de mysql e
inyecciones de codigo). Sobrevivio un concurso de los mas importantes que
se hayan hecho! Con el DiaN y los multiples posteos en Taringa! Con
instrucciones detalladas para atacarlo.
Sobrevivio a mis muchos meses de abandono y esta sobreviviendo en esta
nueva era en la que siguen insistiendo en la muerte de los blogs, algo que
me parece ridiculo (especialmente viendolos desde el lado mas comercial de
la publicidad!).

Parece que hubiera sido ayer el dia que conoci a Matt, el mismisimo
creador de WordPress, y que este blog tuvo el honor de ser destrozado y
vuelto a armar por este genio.

matt en baires

Si bien ahora estoy escribiendo muchas “reflexiones personales” tengo toda
la intencion de seguir compartiendo con ustedes todo aquello que me
resulte interesante… Como siempre 😛 pero con mucha mas produccion de
contenido propio, como hasta ahora, porque considero que le aportan un
toque extra de valor, algo que no se consigue con ningun copy&paste y que
estoy convencida de que don dios todopoderosamente virtial (lease Google)
va a empezar a reconocer y “premiar” de algun modo.

Mientras tanto, me encanta estar aca de nuevo con ustedes, y saber que me
leen atentamente a pesar de que no siempre dejen comentarios. Ojala todos
hayan recordado un poquito, junto conmigo, sus primeras epocas de bloggers
o incluso de Internet en si misma!

seguir escribiendo