Se les escapó la tortuga

Después de todo lo que fue el día de ayer (para los que viven en un termo, les cuento que fue el #BackToTheFutureDay, es decir, el día en que Marty McFly viajaba al futuro según la peli Back To The Future II), y en internet nos encontramos miles de personas hablando de lo mismo, hasta el punto de la saturación para todos aquellos que simpatizan con la saga, pero que no son tan fanáticos.

01_21134058_97c38e_2532186a

El día siguiente fue todo como una gran decepción, y no lo digo porque no tengamos autos voladores, hoverboards, o combustible en base a basura tradicional… sino porque las marcas no sacaron el provecho que yo esperaba que sacaran. Ok, se que hubieron algunos eventos privados en los que ciertas marcas invitaron a los de siempre a persenciarlos y sacarse fotitos con gadgets exclusivos (como las 6500 botellas de pepsi y las funciones de proyección por ejemplo), pero a qué me refiero con “decepcionada”:

  • Esperaba que Pepsi realmente lanzara ayer a la venta una edición especial de sus botellas, con el famoso formato de la película
  • Esperaba que AT&T anunciara un nuevos sistema de comunicacion integrado (?) o algo relacionado con las huellas dactilares en sus teléfonos móviles al menos.
  • Esperaba que Black&Decker anunciara un nuevo tipo de hornito… no digo que tuviera reconocimiento de voz pero… por qué no?
  • Esperaba que Nike hiciera el lanzamiento de las famosas zapatillas, y no un simple rumor de que “estarán a la venta pronto”.

Bueno, en fin, esperaba que las marcas pudieran hacerse eco de la importancia que iba a tener este día en la memoria de muchisima gente que creció viéndola… y que iban a ser lo suficientemente inteligentes como para hacer anuncios importantes en ese día, porque son cosas que se desprenden de la propia película y que estoy segur habrían tenido muchísima cobertura de los medios, hubiera habido una enorme repercusión en redes sociales… en fin, siento que a las marcas se les escapó la tortuga y que están todos tan cerrados en sus pequeños mundos de números, librando batallas invisibles, que no se dieron cuenta de la importancia que podría haber tenido un lanzamiento real en un día tan especial.