Murió Steve Jobs

Ya se que no les estoy contando nada nuevo, muy por el contrario quizás encuentran el título como repetitivo y falto de gracia para estas horas, pero tenía muchas ganas de hacer una suerte de “editorial” en mi propio blog contándoloes qué que me pasó con esta noticia.

Los que me vienen leyendo desde hace un tiempo saben exactamente qué es lo que siento sobre Apple, y siendo Steve Jobs el principal motor que llevó a Apple a ser lo que es hoy en día (y mucho más!) es “el” referente de la marca con la que no me siento para nada identificada. Así y todo, a pesar de saber de su enfermedad y haberles contado en Celularis el día que Jobs decidió dar un paso al costado como CEO de Apple ya que sus problemas de salud le impedían seguir con sus funciones regularmente, la noticia de su fallecimiento me terminó pegando, y bastante.

jobs

Si les digo que fue una de las mentes más brillantes de fines del SXX y principios del SXXI no les estoy diciendo nada nuevo, pero realmente siento que vale la pena destacarlo… fue una persona que revolucionó el mercado, o mejor dicho, los mercados!, arrancando con las computadoras (en Macintosh) siguiendo con la animación cuando estuvo al frente de Pixar (sí, si te gusta alguna película de Pixar seguramente fue creada durante el período en el que Jobs estuvo al frente de la compañía… una locura!), y finalmente el mercado de los smartphones con el primer iPhone y luego con el iPad, la primer tablet.

Por Twitter hoy podemos encontrarnos con las grandes frases que lo marcaron como líder de masas, como el genio visionario que siempre fue, puedo contarles algunas de sus últimas: “Life is brief and then you die, you know?”, “Remembering that you are going to die is the best way I know to avoid the trap of thinking you have something to lose.”, algunas de sus frases referentes a enfermedad que finalmente lo terminó venciendo a los 56 años. También me encontré con otra fase que me gustó mucho, que lamentablemente no sé quién la creo, pero que me pareció bastante acertada:  “3 manzanas cambiaron a la humanidad: la de Eva, la de Newton y la de Jobs” Think different. #SteveJobs”.

También la página oficial de Apple, que fue desde donde se conoció la noticia cambió abruptamente, los usuarios se fueron enterando al abrir sus navegadores del fallecimiento de uno de los hombres más brillantes de nuestros tiempos gobernados por la tecnología y sus avances.

A pesar de mi nada simpática relación con Apple, sentí la pena y el dolor (en sentido figurado obviamente, dolor real es el que se siente por un ser querido y conocido en el mundo real, el famoso y viejo mundo 1.0), ya que había comprendido que había vivido en la época en la que este hombre, con su visión del mundo y su “think different” había revolucionado una o dos industrias y yo las había vivido en primera persona para darme cuenta de su importancia e impacto en este mundo, en esta realidad, y en nuestra vida diaria.

Con este sentimiento de pesadez y hasta incluso de dolor o congoja por entender que una mente brillante e irreemplazable había abandonado este mundo, me empecé a encontrar con tweets en blanco… que luego me explicaron tenían una manzana y que sólo los usuarios de Mac podían verla.

Así fue justamente como recordé por qué era que Apple no me simpatizaba, como detestaba su sistema cerrado, de exclusión, elitista y snobista, que en vez de incluír a la sociedad en el ambiente tecnológico obliga a “pagar más si querés algo bueno” como suelen decir sus fanáticos, y me encontré con tweets que decían algo así como “yo amo esa manzana y los que la podemos ver sabemos por qué”, lo que me devolvió a mi sentimiento original de que no me gusta este sistema exclusivo y excluyente, y que quizás haya que comenzar a ver las cosas de otra manera, donde el mundo se incluya y no se excluya, donde las elites y los que no tengan sus mismos recursos puedan tener las mismas oportunidades, y que quizás este era un llamado de atención para entender que vivimos en un mundo cambiante, donde los dominantes pueden ser dominados…. donde un virus, un cáncer, una cosa diminuta que se esparce por el cuerpo puede acabar con la vida del hombre más poderoso, brillante y visionario de los últimos años, mientras seguimos cegados pensando en nuestros sistemas de exclusión y exclusivismo. Incluso recordé todo el problema de la guerra de patentes, iniciado justamente por Apple que puede llevar a cierres de mercados para ciertos productos porque Apple tiene patentes ilógicas y demás problemas legales que todo eso puede traer.

Me dí cuenta de todo esto y, a pesar de seguir sintiendo pena y entender que hay cosas que son irreeplazables como la genialidad de Jobs, volví a sentirme normal, como si esto en realidad no me afectara tanto, y como que mi mundo sigue funcionando tal y como lo dejé…. sigo pensando que Apple estupidiza a sus usuarios, y con tweets como el anterior lo termino de confirmar, más allá del dolor que pueda causarme el que uno de los hombres más brillantes haya abandonado este mundo.