La debacle de lo conocido

O también un poco como “worlds colliding”… o algo así. De un tiempo a esta parte, tengo la sensación de que todo lo que nos era familiar, todo lo conocido, todo lo que nos daba seguiridad en cirerto punto, está cambiando, y no necesariamente para mejor.

tristeza

Imagen vía centroabiertotomillo

Sentir que no podemos seguir el ritmo, estar siempre a la moda y que ya no podemos aferrarnos a viejas anclas conocidas, nos da un poco de inseguridad, es algo así como acercarse a lo desconocido o tener un futuro incierto.

No hace falta sentarse a pensar mucho tampoco… cuántos de nosotros creímos que íbamos a ver a Apple lanzando un “stylus” como la gran novedad? o que en una de sus keynotes iba a subir un empleado de Microsoft (con logos y todo!), para contar como la mega fusión que hicieron es lo mejor del mundo?.

Básicamente pasa lo mismo cuando no podemos entender el éxito de ciertas redes sociales nuevas… por qué ahora ya no soporto Twitter y tengo que volver a Facebook, por qué no puedo tener ciertas apps en mi smartphone, que siento son para quinceañeras, pero que son tan populares que los clientes que sea que tengamos quieren estar ahí.

Nuevas tecnologías a las que no podemos acostumbrarnos, avances tecnológicos que son difíciles de procesar para cierto público. Nuevas redes sociales a las que no les podemos encontrar la gracia (como snapchat… cuál es la gracia de que el video desaparezca???) Nos llevan a dudar sobre nuestras anclas y lo que creíamos que siempre iba a ser bueno.

overcoming-fear

Imagen vía universesings

Teléfonos que se doblan, keynotes con invitados inesperados, presentaciones de productos que creímos nunca iban a ser reales, redes sociales especiales para ridiculizarse, marcas familliares que nos decepcionan y se venden, legados culturales que se destrozan… quizás demasiado pars nuestro tiempo, o quizás sea simplemente parte del futuro que nos espera, donde hay que aprender a no aferrarse a nada.

Mientras tanto, sigo fiel a mis creencias: brands can’t own me 😉

La vida desde una Tablet

Si bien no soy la orgullosa propietaria de ninguna tablet (por ahora), tengo que reconocer que una de estas pequeñas aliadas nos pueden salvar la vida en más de una ocasión. Hace poco tuve la oportunidad de hacer un viaje por mi trabajo y contar con una BlackBerry PlayBook para que me ayudara a hacer todo lo que era indispensable hacer, pero que no podía desde una notebook o netbook normal dadas sus dimensiones.

Encontré entonces unas ventajas que valen la pena ser mencionadas para futuras referencias y que, si bien pueden ser obvias, está bueno recordarlas para tenerlas presente:

  • Una Tablet no reemplaza una notebook/netbook, simplemente la complementa: por sus dimensiones y justamente por eso que hace que una notebook/netbook sea más práctica a la hora de escribir (el teclado obvio), las convierte en incómodas en ciertas ocasiones, en las que necesitamos mayor libertad de movimiento -especialmente cuando hablamos de un evento en el que tenemos que estar moviéndonos a todos lados y no podemos atarnos a una silla-.
  • Una Tablet debe poder conectarse a Internet vía todos los medios, algo que sé que les falta y que entiendo que es muy estúpido pensar atarla mediante un cable para conectar vía puerto ethernet, pero nunca se sabe lo que podamos llegar a necesitar para mantener nuestros gadgets conectados.
  • Una Tablet debe tener sí o sí por lo menos un puerto USB, sabemos que mediante este medio podemos conectar desde memorias USB para transportar datos hasta un módem 3G pasando por teclados y demás accesorios (que si bien muchos de ellos pueden conectarse vía bluetooth, éste método consume demasiada batería, dándonos muy poca autonomía)
  • Una Tablet debería tener mayor autonomía con su batería, ya que sabemos que es un gadget que queremos usar sin cables de por medio y conectada a Internet preferentemente, lo que de por sí consume demasiado.
  • Obviamente que su mayor ventaja está en el tamaño y peso, lo que las hace ideales para llevarlas con nosotros todo el tiempo… lo que me recuerda al clásico “para la cartera de la dama y el bolsillo del caballero”.

Bueno, creo que definitivamente mi próxima inversión será inevitablemente una tablet que me acompañe a todos lados y se sume a mi ejército de smartphones y gadgets diarios xD

Día de la tecnología (atrasado obvio)

Se me pasó todo el 17 de Mayo y me olvidé de comentar sobre el Día de la Tecnología, que en su momento fuera el theme para que @Cecisaia y yo posáramos en el calendario #ChicasTwitter2010 de esta manera:

Espero que todos mis colegas Bloggers y programadores/desarrolladores/etc hayan pasado un excelente día (sí, yo considero que este debería ser nuestro feriado mundial 😛 para todos los que trabajan en el rubro de la tecnología, especialmente como comunicadores)

En realidad, si hablamos un poco de historia la cuestión sería asi:

El 17 de mayo de 1865 se fundó en París (Francia) la Unión Internacional de Telégrafos que, años más tarde, en 1934, adoptó el nombre de Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Es la más antigua organización intergubernamental de las Naciones Unidas y algunas de sus funciones son: promover el desarrollo y el funcionamiento eficiente de las instalaciones de telecomunicaciones, lograr que los beneficios de las nuevas tecnologías lleguen a toda la gente, ofrecer asistencia técnica a los países en desarrollo.