Dime que color te gusta…

Y te diré quién eres, o algo así 😛 últimamente estoy fascinada con muchas infografías que son bastante básicas, pero que resumen más o menos un poquito de la personalidad de todos. En mi caso, AMO el azul, y el lila/violeta y mi personalidad es la mezcla perfecta de lo que dice la infografía. Ahora búsquense ustedes a ver si también le paga 😉

Vía blogueando

Las personalidades de los “compartidores” de Google Reader

La verdad que tengo que confesar que amo los compartidos de Google Reader… me encuentro con cosas muy graciosas, muy entretenidas e incluso material para postear gracias a éstos artículos que de otro modo no habría leído jamás. También es una gran fuente de nuevos blogs para agregar y seguir de ahora en más, por lo que me parece una de las herramientas indispensables. Otra de las cosas que me gusta es que más o menos definen el perfil de la persona que “comparte”, porque cada uno elige lo que le parece según sus propios gustos.

Según me fuí dando cuenta con el uso constante de ésta poderosa herramienta, hay distintas personalidades de “compartidores de feeds”, que podría separar en éstas categorías:
Estan los no-activos que tienen sus propios blogs y sienten que compartiendo le están dando ventaja a otros para que posteen sobre algo que el/ella no tuvo tiempo de postear.

Image Hosted by ImageShack.us

Están los pasivos, que durante un mes sólo comparten 2 o 3 archivos, mayormente son esas personas ocupadas que no siguen a demasiados blogs en su Reader, y por ende no tienen demasiado para compartir.

Están las personas adictas, que comparten sólo porque sí. Quizás tengan blog, pero les da mucha “vagancia” (por decirlo de modo elegante), escribir sobre el artículo, si total ya alguien más lo escribió. Ésta gente lee demasiados blogs y es capaz de compartir más de 10 links por día.

Están (mos) también los enfermitos que vivimos separando material, de nuestro Reader sacamos miles de links y varios otros los compartimos, ya sea porque no siguen la temática de todos nuestros blogs (por lo general tenemos más de uno) o porque es algo simple y gracioso que queremos compartir con todos nuestros conocidos y no es material “suficiente” para post, o no tenemos ganas de escribirlo en ese momento. Solemos compartir, en ocasiones, más de 20 links diarios!

A veces no sólo Twitter tiene la culpa de hacernos perder el tiempo… sino que también nuestro propio Reader si no aprendemos a identificar a los “compartidores” compatibles con nuestras necesidades 😉

Imágen vía memeticians