Vivir de pasión en pasión

Soy del tipo de personas que tuvo suerte, bueno a veces un poco :P, y vive haciendo lo que le gusta. Si bien tengo la posibilidad de tomar decisiones y elegir entre un abanico de oportunidades, hoy elijo quizás la opción “menos cómoda” en pos de una inversión a futuro… mi futuro obviamente. Amo las nuevas tecnologías, trabajo en redes sociales, lo que hace que el 70% de mi tiempo esté en Facebook, Twitter y etcéteras (y el 30 restante armando un PPT o planilla de excel :P). Amo los gadgets, los lanzamientos, la creatividad y las buenas acciones de marketing, las novedades en ciencia y todos esos pequeños avances tecnológicos que nos cambian la vida de a poquito y casi sin que nos demos cuenta, y me apasiono contándolo por este medio o por todos los que encuentro.

Vivir apasionados de lo que hacemos es uno de los sentimientos más lindos, más placenteros que nos pueden pasar, porque nos hace sentir que tenemos todo bajo control. Sentimos que somos libres (más allá de que podemos ser nuestros peores jefes, imponiéndonos plazos imposibles y estructuras terribles!), y sentimos que realmente podemos llegar a ser productivos, sentimos que le estamos dando verdadero valor a nuestras vidas, que nuestra existencia no es tan efímera.

news-passion

Vengo leyendo y hablando con gente que está haciendo lo que le gusta, y la sensación de plenitud que tienen, no se compara con casi nada que se pueda conseguir de una manera que no sea tan libre. Por ejemplo, muchos conocidos estuvieron ahorrando por meses (años incluso), para cumplir su sueño de viajar y trabajar, conocer culturas, “largar todo” por un par de años y ver cómo les va. Obviamente la mayoría de ellos tiene planeado volver, después de un tiempo prudente, después de empaparse de cultura ajena, de disfrutar otros placeres. Algunos otros simplemente quieren irse y probar suerte en otros lugares del mundo que puedan llamar casa.

También están los que se deciden a seguir una idea, y comienzan con algo pequeño para convertirlo en algo grande, como Fabio que está escribiendo su segundo libro, y esta vez no es sobre cosas que ya hizo ni sobre poner en papel a posteridad la obra que viene realizando en su blog, sino que es nada menos para investigar exclusivamente sobre un tema que le encanta y que lo va a llevar a descubrir un mundo nuevo…

monday-morning-ops-meeting1

Todos los que están siguiendo sus sueños, más grandes o más pequeños, eso no tiene importancia ahora, son personas que están dejando atrás sus miedos al fracaso, entre tantos otros.

Cuántas veces, en medio de una crisis, habremos pensado “quiero largar todo para irme a vivir a una isla desierta, sin más gente ni más internet”, o “largo todo y me voy a vender collares a la playa!!” o “me voy a dedicar a vender chupetines en la esquina” y cosas similares… pero qué tan preparados estamos para largarnos a nuestras pasiones? somos capaces? pensemos de a poco en pequeños objetivos, que si podemos ir cumpliendo generarán un cambio enorme, y por fin lograremos vivir de pasión en pasión.

Tiempo que se nos va volando

Muchas veces me pasa que no puedo conseguir el tiempo para las cosas que me gusta hacer, pero me doy cuenta que estoy desperdiciando mucho tiempo viajando, esperando el bondi que no llega, cargando una página en una conexión lenta, usando redes que no son aptas para descargas y demás cosas que nos hacen “perder tiempo”, valiosísimo tiempo.

ocupada 1

Tener que hacernos tiempo para actualizar nuestras redes, hablar con nuestros amigos y buscarle la vuelta a nuestra vida para tener tiempo de “hacer todo lo que queremos” no es nada fácil, y parece que a veces la tecnología y nuestro propio ritmo de vida nos hace la vida más difícil para tomar decisiones que puedan solucionarnos o no estos problemas.

Si bien a veces es muy fácil definir prioridades, siento que a veces la tecnología y las exigencias diarias me superan para la toma de deciciones que me compete a mi misma, y me termino dejando de lado, por trabajo, por amigos y por lo que sea!

ocupada 2

Una de las grandes dudas que se me genera es si somos capaces de separar las necesidades de los demás y las nuestras y si a veces el abuso de la tecnología nos hace más difícil la toma de estas misma decisiones. Creo que en este mundo en el que vivomos, alcado, apurado, desesperado en ciertos casos, tenemos que aprender a manejarnos de modo tal que todo lo que nos rodee sea un medio o una herramienta que nos permita desarrollarnos mejor, o dicho de una manera muy simple de entender: Trabajar para vivir y no vivir para trabajar!

ocupada 3

 

 

Facilitarnos la vida

Hace muy poco tenía una charla sobre como los electrodomésticos y casi todos los artículos electrónicos que se van sacando a la venta tratan de “facilitarnos la vida”. También la comida rápida y que requiere cada vez menos tiempo de cocción y preparación se presenta bajo la misma premisa. Hoy ya lo tomamos como algo cotidiano y estamos seguros y convencidos de que esto es necesario, pero ¿por que? ¿por qué es necesario que haya tantas cosas que nos ayuden a hacer todo rápido, todo ya, todo sin perder el tiempo? justamente, porque nuestra vida actual es lo suficientemente loca como para que tengamos que pasarnos corriendo las 24hs (si, yo a veces corro en mis sueños también de lo estresada que estoy!)

comida congelada

El punto no es que esté mal que tengamos todos estos accesorios que nos facilitan la vida, sino si vale la pena que estemos llegando a este extremo máximo de trabajar paravivir (en vez de disfrutar de la vida y trabajar para poder completarnos como personas).
electrodomesticos
Nuestro ritmo de vida actual, sumado a las necesidades y la exigencia laboral a la que nos enfrentamos, hace que tengamos que dedicar muchas más horas al trabajo de lo que dedicaban nuestros antecesores, y en caso de que sean la misma cantidad de horas, es obvio que el desgaste mental que sufrimos hoy no es el mismo que antaño, cuando cada quien se dedicaba a una única y (casi siempre) monótona y aburridísima tarea. Hoy tenemos herramientas que nos ayudan a hacer que estos trabajos sean menos pesados y hasta más divertidos (obvio que esto depende de lo que hagamos…) pero que también sirve para que seamos más productivos es decir: hagamos más cosas en el menor tiempo posible para que nos quede tiempo libre para hacer todavía más cosas si es que nos queda un ratito sin que hagamos nada después de haber hecho todo junto y a las corridas [ok, si entiendo que es difícil de leer, sólo presten atención y se van a dar cuenta que tengo razón!]
Después de pensar mucho en todo esto, en la vorágine en la que estamos inmersos y que no nos damos cuenta siquiera que lo hacemos, me queda la duda si realmente vale la pena todo lo que hacemos, todo lo que nos desgastamos, todo lo que nos esforzamos. A veces si, porque estamos haciendo algo que nos enriquece en muchos sentidos, y a veces no, porque simplemente estamos atrapados en un trabajo monótono, aburrido, sin frutos y sin satisfacciones fuera de las económicas -que a veces tampoco son suficientes-.
Ahí es cuando me pongo a reflexionar… es obvio que con este blog, con lo que escribo y con lo que hago no estoy dejando un “legado” en el mundo, pero por lo menos, incluso a las corridas todo el dia, viajando muchísimas horas a la semana, moviéndome de un lado al otro y “tapando baches” casi 24/7, hago el intento de que los electrodomésticos y “facilitadores” me ayuden a que las tareas triviales no ocupen tanto tiempo en mi vida y pueda dedicarme a disfrutar de las cosas que realmente me gustan. Y si bien esto no se da ni con la frecuencia ni con la intensidad que muchas veces me gustaría, hago el intento y busco la vuelta para poder “disfrutar y vivir”.
Se me genera una paradoja muy importante: trabajar más tiempo del que se puede disfrutar en la vida, vivir para trabajar en vez de trabajar para vivir, pasar horas deseando que sea el fin de semana, pasar 7 dias de mal humor esperando el fin de semana, no poder disfrutar de los hobbies que nos hacen felices y tampoco poder llegar a comprar cosas que nos “harían felices”, me hace preguntar si esta vida alocada que estamos haciendo realmente vale la pena, si nuestros esfuerzos son recompensados en la medida en la que nos desgastamos o si siquiera nos damos el valor que tenemos en todo lo que ponemos….
enjoy life
En definitiva, nos matamos trabajando para  tener más dinero que nos permita comprar más cosas que nos faciliten más la vida porque al trabajar tanto cada vez llegamos más tarde y más cansados, con menos ganas de hacer cosas elaboradas…. generando este círculo eterno.
El mundo capitalista nos empuja a vivir la vida de maneras muy diferentes a la de nuestros antepasados, y a pesar de que no cambio mi período histórico por nada del mundo, me gustaría poder tener el tiempo que ellos tenían para disfrutar de las pequeñas cosas que hoy damos por sentadas y que ya no estamos disfrutando… nos aburrimos, nos cansamos y seguimos dentro del mismo círculo vicioso, del que a veces parece imposible salir.
calm
Imágenes vía Pinterest y Google

La moda de los blogs

Hace años que vengo escuchando que “los blogs están muertos” y a pesar de que Google nos cerró el lector de feeds, y que hay cada día mas blogs abandonados (ejem), los blogs empiezan a ser un recurso muy útil para todas aquellas marcas que necesitan una presencia online.

abandonado

El problema está en el timing: resulta que hace unos 5 años (aproximadamente, no me maten con las fechas que soy malísima para calcularlas), estábamos en pleno boom de los blogs, pero el gran problema era que no sabíamos cómo momentizarlos, más allá de Google ads y algún que otro servicio del estilo HotWords, pero que tampoco nos servían de mucho si no nos dedicábamos al SEO y al púbico masivo o directamente no éramos líderes en nuestro nicho. Ahora, cuando resulta que los bloggeros empezamos a tener otros trabajos, otras responsabilidades -y como siempre- a dedicarnos mucho a nuestras redes sociales, las que hicieron que las grandes marcas se den cuenta de la oportunidad que se estaban perdiendo, especialmente porque sabemos que quieren estar presentes en cuanto ámbito les sea posible, es precisamente cuando las marcas más nos necesitan, y nosotros, los famosos bloggeros, no estamos más acá, porque las marcas no querían invertir en nosotros cuando los necesitábamos.

El problema mayor es que los blogs que en su momento eran un boom, fueron -no todos!- abandonados, por falta de interés, falta de tiempo de sus creadores, falta de creatividad y falta de perseverancia, entre otros tantos problemitas que genera el trabajar mucho sin ver resultados tangibles. Y es ahora cuando realmente deberían estar resurgiendo. Más allá de que las marcas están trabajando mucho en posicionarse online, lo que se puede brindar como “campaña en redes sociales” es mucho más limitado de lo que puede darse gracias a un blog, donde se puede desarrollar consigna, presencia, establecer y contar de qué se trata la marca o por qué nos gusta y etc etc, pero es ahora cuando quedan menos bloggers, ya que la mayoría no tuvo lo que tenía que tener y se fue dejando estar de a poquito.Writing keyboard

Los que perseveraron más allá de todas las contras y dificultades, son los que están viendo los frutos de su trabajo, y si todos tenemos suerte, las marcas, las agencias de publicidad y los inversores, se darán cuenta que en el futuro su presencia online será muchísimo más importante que la que puedan tener en 30 segundos de TV, y todos los que estamos acá desde hace años seremos realmente respetados por nuestro trabajo.

Mientras tanto, estamos todos atrapados en un mix, en el que nos quieren usar para hacerse visibles, pero no quieren pagarnos lo que nos corresponde porque “no es aire de radio ni de TV ni tiene el posicionamiento de un diario masivo”. Aún así, nos necesitan para llevar adelante ciertas campañas que les permiten llegar a un público consumidor al que no se le puede llegar fácil desde otros puntos, y algún día, seremos los únicos importantes a la hora de sentarse a “crear” una campaña publicitaria que sea todo un éxito!

Como les venía diciendo, el secreto está en no abandonar nunca aquello que amamos hacer, por más que sea un hobbie, porque nunca se sabe cuándo será el día en que ese “hobbie” se convierta en nuestro sustento de tiempo completo 😉

Imágenes vía Google, Pinterest y Tumblr

Perder el rumbo

Es muy difícil volver a escribir después de mucho tiempo, por haber perdido el rumbo y haber estado  “mas allá que acá” . Es complicado cuando llegás al punto de perder el foco de lo importante, perder la visión clara del futuro y de lo que se quiere en la vida. Por suerte, por esos golpes fuertes en la cabeza que te da la vida (de esos que en las novelas hacen que recuperes la memoria 😛 ) estoy volviendo.

staring over

Estar de los dos lados de las campañas de publicidad (o 3 si tenemos en cuenta que ademas de todo, soy una consumidora capitalista mas), me hizo reflexionar muchas cosas. Por ejemplo qué espera una persona cuando entra a trabajar en una de las mejores (top 3 mundiales!) de su rubro. Cuánto tiempo dura el encanto, qué tan duro es el golpe de la realidad y cómo se desenamora alguien de algo que amaba tanto…. para volver a recordar sus raíces y volver a sentir ganas de hacer eso que amaba y de a poco empezó a detestar con toda el alma.

reset

El “come back” es muy difícil, cuesta tomar la decisión, pero sobre todas las cosas cuesta volver a empezar con eso que se tuvo que dejar y después ,cuesta el doble mantener el ritmo. Es difícil dividir la enrgía y seguir rindiendo 100% en todos lados. Es complicado pero creo que llega un punto en el que la cabeza te hace click y volvés a ponerte la camiseta “de vos mismo” para volver a encarar cosas por vos y para vos, que de nuevo te pueden llevar a otro futuro todavía mas brillante. Moraleja: nunca pierdas
de vista tu objetivo, nunca dejes de pelear, nunca tapes tu propia camiseta por una ajena, nunca abandones tu sueño, es la única manera de ser feliz y no arrepentirse de nada!!! :)

new begining

Lo mejor de todo? Me doy el lujo de volver a escribir y postear en el día de Internet 😉

Imágenes vía: Pinterest, Tumblr